La ratita presumida Encanto y moralejas en una obra de teatro corta

Esta obra te sacará canas verdes, te hará reír, aprender y reflexionar acerca de la vanidad de nuestra protagonista.

En un pequeño pueblo, vive la ratita presumida, una ratita coqueta y vanidosa que sueña con encontrar el amor verdadero. Su belleza y encanto atraen a varios pretendientes, pero ella los rechaza a todos por considerarlos indignos de su belleza.

Sin embargo, cuando el ratón campesino, un humilde y trabajador ratón, se cruza en su camino, la ratita presumida descubre que la verdadera belleza está en el interior.

A lo largo de varios actos y con cada escena descubrirás la importancia de la humildad, la bondad y la sinceridad en el amor.

Prepara tus snacks favoritos, ponte cómodo/a y disfruta la siguiente lectura. 🤩

🎬 Escenografía

El escenario representa un pequeño pueblo con casas de campo y árboles frutales al fondo. En el centro, hay un camino polvoriento que atraviesa el pueblo, y a lo lejos se ve un campo de flores silvestres. La iluminación es cálida y suave, creando una atmósfera acogedora y romántica.

🧑 Personajes

  • La ratita presumida: Una ratita coqueta y vanidosa.
  • El ratón campesino: Un humilde y trabajador ratón.
  • Narrador: Un observador omnisciente que narra la historia y comparte las moralejas.

🎭 Un encuentro inesperado

✨ Acto I: El pueblo encantado

Escena 1: La ratita presumida pasea por el pueblo

  • Narrador: En un tranquilo día de primavera, la ratita presumida pasea por el pueblo, admirando su reflejo en los charcos de agua.
  • La ratita presumida: (Con coquetería) ¡Qué día tan hermoso para ser aún más hermosa!

Escena 2: La llegada del ratón campesino

  • Narrador: De repente, aparece El ratón campesino, llevando consigo una cesta llena de frutas y verduras.
  • El ratón campesino: (Con amabilidad) Buenos días, señorita. ¿Puedo ofrecerle algunas de mis humildes cosechas?
  • La ratita presumida: (Con desdén) No, gracias. Yo solo acepto lo mejor de lo mejor.

❌ Acto II: Los pretendientes despreciados

Escena 1: La oferta del ratón joyero

  • Narrador: A lo largo del día, varios pretendientes intentan cortejar a la ratita presumida, pero ella los rechaza a todos.
  • El ratón joyero: (Con orgullo) Permíteme ofrecerte las joyas más preciosas de mi tienda, querida ratita presumida.
  • La ratita presumida: (Con desdén) No necesito joyas, solo busco la perfección.

Escena 2: La propuesta del ratón caballero

  • Narrador: Incluso el ratón caballero, con su elegante capa y su espada reluciente, no logra impresionar a la ratita presumida.
  • El ratón caballero: (Con galantería) Permíteme ser tu caballero y protegerte de cualquier peligro, mi querida ratita presumida.
  • La ratita presumida: (Con altivez) No necesito protección, solo busco a alguien que esté a mi altura.

💖 Acto III: El encuentro revelador

Escena 1: La conversación entre la ratita presumida y el ratón campesino

  • Narrador: Meses después, la ratita presumida se encuentra nuevamente con el ratón campesino, quien le ofrece una flor silvestre.
  • El ratón campesino: (Con humildad) Aquí tienes, señorita. Una modesta flor para una ratita tan encantadora como tú.
  • La ratita presumida: (Con sorpresa) ¿Una flor silvestre? ¿Cómo te atreves a ofrecerme algo tan insignificante?
  • El ratón campesino: (Con sinceridad) Perdona mi osadía, pero pensé que podrías apreciar su belleza natural.

Escena 2: El cambio de corazón de la ratita presumida

  • Narrador: La ratita presumida se detiene a mirar la flor silvestre, se queda pensando y de repente comprende la verdadera belleza que está frente a ella.
  • La ratita presumida: (Con humildad) Oh, querido ratón campesino, nunca antes había visto tanta belleza en una flor tan sencilla. Me disculpo por mi arrogancia y mi vanidad.
  • El ratón campesino: (Con alegría) No hay necesidad de disculparse, señorita. Todos cometemos errores, lo importante es aprender de ellos.

💍 Acto IV: El amor verdadero

Escena 1: La declaración del ratón campesino

  • Narrador: Con el corazón lleno de sinceridad y humildad, el ratón campesino confiesa sus sentimientos a la ratita presumida.
  • El ratón campesino: (Con ternura) Aunque soy solo un humilde ratón campesino, llevo mucho observándote, te amo con todo mi corazón, y deseo nada más que hacerte feliz.
  • La ratita presumida: (Con emoción) Oh, querido ratón campesino, ahora veo que la verdadera belleza está en el corazón. Acepto tu amor con gratitud y alegría.

Escena 2: El feliz final

  • Narrador: La ratita presumida y el ratón campesino celebran su amor con una modesta boda en el pueblo, rodeados de amigos y familiares.
  • Todos: (Con alegría) ¡Vivan los novios!

Escena 3: La partida de los pretendientes

  • Narrador: Los pretendientes rechazados observan la felicidad de la ratita presumida y el ratón campesino desde lejos, reflexionando sobre sus propias actitudes.
  • El ratón joyero: (Con humildad) Tal vez he estado buscando la belleza en los lugares equivocados.
  • El ratón caballero: (Con arrepentimiento) Debería haber sido más genuino en mis intenciones desde el principio.

🏡 Acto V: El nuevo comienzo

Escena 1: La vida feliz de la ratita presumida y el ratón campesino

  • Narrador: La ratita presumida y el ratón campesino viven una vida feliz y sencilla en su pequeña casa, valorando el amor y la sinceridad por encima de todo.
  • La ratita presumida: (Con gratitud) Gracias por enseñarme el verdadero significado del amor, mi querido ratón campesino.
  • El ratón campesino: (Con ternura) Y gracias a ti por mostrarme que la verdadera belleza está en el corazón, mi querida ratita presumida.

La belleza física no es que no sea importante, pero en la vida, realmente hay cosas mucho más importantes que esa, pues la apariencia o “perfección” es tan pasajera que al final lo que quedan son las vivencias, lo aprendido, como nos sentimos respecto a algo y el poder de encontrar belleza en las cosas más simples.

El encanto de la ratita presumida nos hace recordar que la verdadera belleza está en cada persona, en su corazón, no solo en su físico y que el amor genuino y la sinceridad son más valiosos que cualquier vanidad o pretensión.

Esperamos que nuestra historia te motive a valorar las cualidades internas por encima de las externas, y a buscar el amor y la felicidad en los lugares más simples y genuinos de la vida.

¡Hasta la próxima obra amiguito/a!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Por Christina

Christina, originaria de Venezuela, lleva 6 años dedicándose a la redacción SEO, especializándose en la creación de copys para redes sociales y escritura de guiones para videos en plataformas digitales. Actualmente estudia Comunicación Social, combinando su formación académica con su pasión por el marketing digital. Su habilidad para comunicar efectivamente y su experiencia en diversas facetas de las redes sociales la convierten en una profesional destacada en su campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *