La Catrina y el Carmelo

En el pintoresco pueblo de San Angel, donde las leyendas cobran vida y los espíritus caminan entre los vivos durante el Día de Muertos, surge una amistad inusual entre La Catrina, elegante dama del más allá, y Carmelo, un vendedor de dulces algo torpe pero de gran corazón. Juntos, se ven envueltos en un misterioso caso de dulces desaparecidos que amenaza la celebración del Día de Muertos.

A través de enredos fantasmales, descubrimientos sorprendentes y mucho humor, esta dupla inesperada debe encontrar una manera de salvar la fiesta, aprendiendo en el camino sobre la amistad, el valor de las tradiciones y el poder de la risa.

🎬 Escenografía

El escenario se divide en distintas áreas del pueblo de San Angel: la colorida plaza central adornada para el Día de Muertos, el antiguo y misterioso cementerio en las afueras del pueblo, la acogedora tienda de dulces de Carmelo y un reino etéreo donde La Catrina hace su transición entre los mundos.

Cada escena utiliza luces, colores y elementos decorativos tradicionales para sumergir al público en una atmósfera festiva y misteriosa, donde la línea entre lo terrenal y lo sobrenatural se desvanece.

🧑 Personajes

  • La Catrina: Espíritu elegante y carismático, guardian de las tradiciones del Día de Muertos, con un ingenioso sentido del humor.
  • Carmelo: Afable y algo despistado vendedor de dulces, cuya pasión por su oficio solo es superada por su bondad.
  • Doña Lupe: La astuta y algo chismosa vecina que adora los dulces y las festividades tanto como los secretos del pueblo.
  • El alcalde: Figura autoritaria pero bienintencionada, preocupada por la desaparición de los dulces y la posible cancelación de las festividades.
  • Espíritus del más allá: Coloridos personajes que añaden humor y sabiduría desde el otro lado, asistiendo a La Catrina y a Carmelo en su misión.

🎭 Dulces, espectros y risas: Una aventura en San Angel

👥 Acto I: Un encuentro destinado

Escena 1: La desaparición

  • Narrador: Mientras San Angel se prepara para el Día de Muertos, una serie de misteriosas desapariciones de dulces preocupa a todos. Carmelo descubre que su tienda ha sido la última afectada.
  • Carmelo: (Desesperado) ¿Pero cómo? ¡Si esos dulces eran para la ofrenda de esta noche!

Escena 2: La aparición de la Catrina

  • Narrador: En medio de su desesperación, Carmelo recibe la visita de la Catrina, quien ofrece su ayuda para resolver el misterio.
  • La Catrina: (Con elegancia y una sonrisa) No temas, Carmelo. Juntos desentrañaremos este misterio. Después de todo, no se puede celebrar el Día de Muertos sin dulces.

🌑 Acto II: El misterio se profundiza

Escena 1: Investigación en el cementerio

  • Narrador: La Catrina y Carmelo inician su investigación en el cementerio, donde descubren pistas que los llevan a sospechar que algo o alguien del más allá está detrás de las desapariciones.
  • Carmelo: (Asustado pero decidido) Nunca pensé que buscaría pistas entre tumbas y espíritus.
  • La Catrina: (Animándolo) El valor se mide enfrentando nuestros miedos. Y recuerda, aquí los espíritus somos más de travesuras que de maldades.

Escena 2: Doña Lupe sabe algo

  • Narrador: Siguiendo un rumor, nuestros héroes consultan a Doña Lupe, quien les habla de una antigua leyenda sobre un espíritu travieso que solo desea ser parte de la celebración.
  • Doña Lupe: (Con voz misteriosa) Hace muchos años, se decía que un espíritu juguetón rondaba el pueblo durante el Día de Muertos, buscando formas de ser recordado.
  • La Catrina: (Con interés) ¿Y qué sabes de este espíritu, Doña Lupe?
  • Doña Lupe: (Con un brillo en los ojos) Dicen que solo quiere ser parte de la celebración, pero sus métodos son un tanto… traviesos.

😵 Acto III: Descubrimientos y confusiones

Escena 1: Un encuentro inesperado

  • Narrador: Mientras La Catrina y Carmelo se sumergen más en el misterio, se topan con un espiritu llamado Pancho, quien parece estar implicado en las desapariciones.
  • Pancho: (Con una risa traviesa) ¡Hola, amigos! ¿Buscan los dulces perdidos? ¡Ja, ja, ja!

Escena 2: El pacto con Pancho

  • Narrador: Pancho revela que anhelaba ser recordado en el Día de Muertos y, en un acto de compasión, La Catrina y Carmelo acuerdan ayudarlo a encontrar su lugar en la celebración.
  • La Catrina: (Con ternura) Entendemos tu deseo, Pancho. Pero hay formas más adecuadas de participar en la fiesta sin armar todo un alboroto.
  • Carmelo: (Con simpatía) Te ayudaremos a encontrar tu lugar en la ofrenda, Pancho. Pero primero, debemos resolver el misterio de los dulces desaparecidos.

🕵️‍♂️ Acto IV: La revelación del intruso

Escena 1: El descubrimiento en la tienda de disfraces

  • Narrador: Siguiendo las pistas, La Catrina y Carmelo llegan a la tienda de disfraces del pueblo, donde encuentran evidencia de que alguien ha estado usando disfraces para robar los dulces.
  • Carmelo: (Sorprendido) ¡No puedo creer que el ladrón haya estado aquí todo el tiempo!
  • La Catrina: (Determinada) Debemos descubrir quién está detrás de esta travesura y detenerlo antes de que arruine la celebración.

Escena 2: El enfrentamiento final

  • Narrador: En un enfrentamiento emocionante, La Catrina y Carmelo confrontan al ladrón, revelando su identidad y resolviendo el misterio de los dulces desaparecidos.
  • Ladrón: (Culpable) Lo siento, solo quería ser parte de la fiesta de Día de Muertos, pero me equivoqué al intentar robar los dulces.
  • La Catrina: (Con comprensión) Todos merecemos ser recordados en el Día de Muertos, pero debemos hacerlo de manera adecuada, con respeto y amor por nuestras tradiciones.

🏆 Acto V: El regreso triunfante

Escena 1: La reconciliación en la plaza

  • Narrador: Con el misterio resuelto y los dulces recuperados, los habitantes de San Angel se reunen para celebrar el Día de Muertos con una ofrenda completa y la presencia de Pancho, ahora recordado con cariño.
  • Doña Lupe: (Emocionada) ¡Qué hermosa ofrenda! Y Pancho, ¡nunca te olvidaremos!
  • Pancho: (Agradecido) Gracias, amigos. Ahora puedo celebrar en paz.

Escena 2: La despedida de Catrina y Carmelo

  • Narrador: La Catrina y Carmelo se despiden con gratitud y amistad, sabiendo que su inesperada alianza ha fortalecido los lazos entre el mundo de los vivos y el de los muertos.
  • La Catrina: (Sonriendo) Hasta pronto, Carmelo. Gracias por unirte a esta aventura.
  • Carmelo: (Con afecto) Y gracias a ti, Catrina. Nunca olvidaré esta experiencia y tu valiosa ayuda.

La obra corta de la Catrina y el Carmelo nos muestra que la verdadera amistad y el respeto por nuestras tradiciones pueden superar cualquier obstáculo, incluso aquellos que provienen del más allá.

En medio de risas, misterios y una pizca de magia, descubrimos que el Día de Muertos es una celebración que une a los vivos y a los muertos en un vínculo eterno de amor y recuerdo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Por Christina

Christina, originaria de Venezuela, lleva 6 años dedicándose a la redacción SEO, especializándose en la creación de copys para redes sociales y escritura de guiones para videos en plataformas digitales. Actualmente estudia Comunicación Social, combinando su formación académica con su pasión por el marketing digital. Su habilidad para comunicar efectivamente y su experiencia en diversas facetas de las redes sociales la convierten en una profesional destacada en su campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *