Revelaciones personales íntimas desde el trono

Revelaciones personales íntimas desde el trono es una comedia que se desarrolla en el lugar menos esperado: un baño público. La obra explora las conmovedoras historias de diversos personajes que se encuentran en este espacio común, revelando sus pensamientos más secretos y experiencias vergonzosas.

A través de monólogos y diálogos ingeniosos, la obra destila humor y humanidad, mostrando cómo incluso en los momentos más privados, compartimos más de lo que creemos.

🎬 Escenografía

La obra se desarrolla en un baño público limpio y bien iluminado, con varias cabinas de baño alineadas en una pared. En el centro, hay lavamanos con espejos que reflejan la imagen de los personajes. La decoración es minimalista, con azulejos blancos y accesorios de acero inoxidable, creando un ambiente neutro que permite a los personajes y sus historias ser el foco de atención.

🧑 Personajes principales

  • El Narrador: Una voz omnipresente que guía al público a través de las historias, ofreciendo comentarios irónicos y observaciones agudas sobre las situaciones que se presentan.
  • Laura: Una ejecutiva que busca un momento de paz en medio de un día caótico, revelando sus inseguridades y tristezas mientras retoca su maquillaje.
  • Miguel: Un joven desenfadado y algo torpe que utiliza el baño como su sala de ensayo personal, practicando monólogos para su próxima audición.
  • Doña Rosa: Una señora mayor con una perspectiva nostálgica y sabia de la vida, que comparte anécdotas del pasado y consejos para los más jóvenes.

🎭 Revelaciones personales desde el cubículo

👥 Acto I: Encuentros en el espejo

Escena 1: Reflejos y descubrimientos

  • Narrador: En el silencio del baño público, las paredes escuchan y los espejos reflejan más que simples imágenes; reflejan secretos. Pronto, Laura entra, llevando el peso del mundo en sus hombros, buscando consuelo en su propio reflejo.
  • Laura: (Mirando su reflejo con frustración) Otro día, otra crisis evitada. ¿Pero a qué costo? (Suspira) Este espejo ha visto más lágrimas que un funeral.
  • Miguel: en el pasillo, antes de entrar al baño se dice: No eres un actor fracasado, eres un talento sin descubrir. (Se aclara la garganta y recita) “Ser o no ser, esa es la cuestión…”

Escena 2: Máscaras caídas

  • Narrador: Las máscaras que llevan los personajes se caen con la puerta cerrada. Laura se enfrenta al espejo, despojándose de su armadura cosmética, mientras Doña Rosa, desde su cabina, reflexiona sobre la fortaleza femenina de antaño.
  • Laura: (Quitándose el maquillaje) Detrás de cada capa de base, hay una historia, una batalla, una mujer tratando de conquistar el mundo.
  • Doña Rosa: (Desde una cabina, se dice para si misma en voz baja) En mis tiempos, las mujeres no necesitaban tanto artificio. Éramos fuertes, con o sin maquillaje.

❓ Acto II: Equívocos y encuentros

Escena 1: Un error afortunado

  • Narrador: La calma del baño de damas se ve interrumpida por un golpe en la puerta. Miguel, confundido por un cartel volteado, entra apresuradamente, solo para darse cuenta de su error.
  • Laura: (Sorprendida) ¡Esto es el colmo! ¿Acaso no hay privacidad ya?
  • Miguel: (Avergonzado) ¡Mil disculpas! El baño de caballeros está fuera de servicio y… bueno, esto fue un accidente.

Escena 2: Un giro del destino

  • Narrador: Atrapado en una situación embarazosa, Miguel busca redimirse. Ofrece disculpas a Laura, quien, a pesar de la sorpresa inicial, no puede evitar sonreír ante la cómica situación.
  • Laura: (Con una sonrisa e intentando socializar) Bueno, al menos alguien se preocupa por mantener los pocos baños que quedan disponibles limpios.
  • Miguel: (Intentando aligerar el ambiente) Sí, y ahora también sé que el jabón de manos de aquí huele mejor.

Escena 3: La comedia humana

  • Narrador: Lo que comenzó como un malentendido se convierte en una oportunidad para compartir una risa, un momento humano en el lugar más inesperado.
  • Doña Rosa: (Riendo desde su cabina) ¡Vaya espectáculo nos has dado, joven!
  • Miguel: (Con humor) Al menos no me olvidarán pronto ¿Alguien necesita papel?

😂 Acto III: Risas y resoluciones

Escena 1: El desenlace del equívoco

  • Narrador: Tras el inesperado encuentro, el baño de damas se llena de risas y camaradería. Doña Rosa emerge de su cabina, aun entre carcajadas, dispuesta a unirse a la inusual reunión.
  • Doña Rosa: (Con jovialidad) ¡Qué alegría encontrar tanta diversión en un lugar tan común!
  • Laura: (Con una sonrisa) Es verdad, a veces, los momentos más felices surgen de los errores más tontos.

Escena 2: La sabiduría de Doña Rosa

  • Narrador: Aprovechando el momento, Doña Rosa decide compartir una de sus anécdotas más divertidas, recordando un baile de juventud que terminó en un gracioso malentendido.
  • Doña Rosa: (Animada) ¡Oh, aquel baile! Todos creían que había inventado un nuevo paso, pero en realidad… ¡Solo estaba tratando de evitar pisar a mi pareja!

🗣️ Acto IV: Revelaciones personales y carcajadas

Escena 1: Las lágrimas de Laura

  • Narrador: La risa se mezcla con la sinceridad cuando Laura decide compartir la fuente de su tristeza.
  • Laura: (Con un suspiro) Hoy hubiera sido el aniversario con mi ex… pero la vida tiene sus giros, ¿no es así?
  • Doña Rosa: (Con comprensión) Ah, el amor. Nos da tanto, pero a veces nos deja vacíos.

Escena 2: Los temores de Miguel

  • Narrador: Miguel, inspirado por la apertura de Laura, revela sus propias inseguridades.
  • Miguel: (Con una sonrisa nerviosa) Cada vez que subo al escenario, temo olvidar mis líneas… o tropezar con mi propia sombra.
  • Laura: (Riendo) ¡Eso sería un espectáculo! Pero tus tropiezos son parte de tu encanto.

Escena 3: La sabiduría de Doña Rosa

  • Narrador: Doña Rosa, con una chispa en los ojos, decide contar una historia que resuena con las experiencias de Laura y Miguel.
  • Doña Rosa: (Con nostalgia) Una vez, en un baile, confundí a mi pareja con el hermano gemelo… ¡Imaginen mi sorpresa al descubrir que bailaba con el hombre equivocado!
  • Miguel y Laura: (Entre risas) ¡Doña Rosa, usted sí que sabe cómo darle sabor a la vida!
  • Narrador: Laura, Migue y Doña Rosa salen del baño con una actitud de alegría y unión, con una sensación de liberación por la catarsis compartida y la promesa de que, a pesar de los altibajos, siempre hay espacio para la risa y la amistad.

A través de esta obra se revela una valiosísima lección sobre la vida: en los momentos más comunes y en los lugares más inesperados, podemos encontrar la esencia de nuestra humanidad compartida. La comedia y la tragedia se entrelazan, recordándonos que cada persona lleva consigo una historia, y que la empatía y el humor son llaves maestras que abren puertas a la comprensión y la amistad.

Así, en el reflejo de nuestras propias vidas, descubrimos que incluso en la soledad de un cubículo, nunca estamos realmente solos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Por Christina

Christina, originaria de Venezuela, lleva 6 años dedicándose a la redacción SEO, especializándose en la creación de copys para redes sociales y escritura de guiones para videos en plataformas digitales. Actualmente estudia Comunicación Social, combinando su formación académica con su pasión por el marketing digital. Su habilidad para comunicar efectivamente y su experiencia en diversas facetas de las redes sociales la convierten en una profesional destacada en su campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *